PRINCIPAL
HISTÓRIA
CASAMENTOS
CENTRO DE ESTUDOS
SEMINÁRIO
BIBLIOTECA
ÁUDIO
VÍDEO
ORGANIZAÇÃO
CELEBRAÇÕES
ENDEREÇOS
NOTÍCIAS
LINKS
LIVRARIA

Igreja Católica Liberal

Visite-nos no FACEBOOK!

RÁDIO
MÚSICA
SACRA


ACIONE ">" PLAY
ABAIXO PARA OUVIR

OUVIR A RÁDIO MÚSICA SACRA COM O WINDOWS MEDIA PLAYEROUVIR A RÁDIO MÚSICA SACRA COM O WINAMPOUVIR A RÁDIO MÚSICA SACRA COM O ITUNES OU QUICKTIMEOUVIR A RÁDIO MÚSICA SACRA COM O REALAUDIO PLAYER


ADQUIRA
LIVROS
DE
AUTORES
RECOMENDADOS






















eXTReMe Tracker


    batet

    NATAL

    2010

    CARTA PASTORAL

     

    Caros Hermanos y Hermanas en Cristo: 

    EL ESPIRITU NAVIDEÑO EN RELIGIOSIDAD PROFUNDA

     Cuando nos reunimos en esta época del año para celebrar la Navidad, viene a mi mente las escenas narradas en los Evangelios, el pesebre, el niño recién nacido en un estado de total pobreza, sin nada para acunarlo, más que el abrigo del heno, los animales y los pastores. Entonces me pregunto y llevo a todos a la reflexión, ¿cómo es nuestro espíritu navideño en este 2010? Quizás muchas personas estén solas, abandonadas, en un estado de total indiferencia entre los que les rodean. También para muchas personas esta época es muy terrible, por que no soportan estar solas. Que podemos hacer entonces. ¿El espíritu navideño, debe restringirse solamente a reunirnos para comer, beber, divertirnos, disfrutar de lo externo, embriagarnos, embotarnos de comida y otros divertimentos, que solo habla a las claras del deleite de los sentidos  y no del alma. 

    Navidad es el símbolo de la Paz  y la Fraternidad por excelencia, pero sin que nada quede excluido. Nos preguntamos hoy más que nunca, en esta parte del mundo, que es Sud América, cual es la prioridad de la asistencia a la vida. ¿Debemos dejar de lado nuestras enseñanzas, tan profundas, tan abarcantes, tan explicativas del misterio de la Vida, la significación profunda y real de los  sacramentos, etc.?

    Dice ese importantísimo pequeño gran libro espiritual, que es:« A los pies del Maestro « de J. Krishnamurti, en una parte de él:

      ....» Aprended a reconocer a Dios en todos los Seres y en todas las cosas, prescindiendo del mal que puedan presentar en la superficie.  Podéis ayudar a vuestros hermanos por medio de lo que tenéis de común con ellos, esto es, la Vida Divina. »

    La Navidad es uno de los Grandes Misterios legado del pasado, esto es, de las Grandes Fuentes de lo Sagrado, de donde emanaron todas las Grandes Religiones del pasado y del presente y las sublimes enseñanzas de la Sabiduría Divina, como un antiquísimo legado de Tradición Sagrada. 

    En toda gran religión, se presentan los Misterios en forma dual, es decir, con un acceso más libre para el practicante de esa religión, y entonces estos misterios menores, se presentan, como historias, hechos acaecidos, personajes importantes que intervienen en la historia narrada, etc. Pero cuando podemos tener acceso a los Misterios Mayores, buscando honduras mas profundas de la vida en las enseñanzas de una religión, entonces podremos llegar a profundidades mas hondas de esos mismos Misterios, mediante nuestro propio conocimiento o compartido con grandes investigadores vivientes de esos misterios.

     En momentos tan acuciantes mundialmente hablando como los que estamos viviendo y siendo testigos, parecería a simple vista, que los temas más profundos de la religión, tales como sus grandes enseñanzas, sus filosofías y metafísicas, quedan relegadas  en  virtud de esos problemas. Pero, ¿debemos dejar de lado realmente una  parte tan importante en la vida religiosa, como es el conocimiento, que ilumina los grandes misterios, y que si queremos están a nuestro alcance? En la Iglesia Católica Liberal, damos mucha importancia al estudio e investigación libre de la religión, y digo libre, recordando a todos, que en nuestra iglesia, no tenemos dogmas de fe, y por lo tanto somos libres de ejercer el derecho de interpretar por nosotros las grandes y eternas verdades vertidas en la religión.

     ¿Puede la Iglesia enfrentarse a este desafío? ¿Puede ajustarse a un mundo en que trata de descubrir a Dios internamente más bien que a una Deidad externa, por sobre y más allá de su Universo? ¿Puede recuperar algo de su primer poder y prestigio en un mundo en el cual cada hombre dice: “Debo descubrir la Verdad por mi mismo y hallar mi sendero hacia las alturas”. Son estos interesantes interrogantes para los estudiantes de religiones y filosofías comparadas y para todos los que creen como la Dra. Besant, que el primer deber es “para con su propia religión”. 

    La religión no es un asunto de dogma o doctrina, de rituales y ceremonias aun que estos pueden ser los medios por los cuales llena sus propósitos fundamentales que son los de recordar al hombre su naturaleza espiritual, no solo de la gloría de su herencia  como un fragmento de la Divinidad, sino también de su potencial, sus futuras posibilidades. 

    La Religión, de la raíz latina religio (religar) intenta llevar nuestro pensamientos y nuestra atención hacia las cosas superiores, establece el gobierno del espíritu de manera que seamos siempre conscientes de esa intima Presencia que San Pablo calificó como el Cristo en nosotros, la esperanza de la gloría. 

    Aunque la función de la religión es la de revelar al hombre a si mismo, tiene también, el deber de indicarle su lugar en el esquema y las medidas por los cuales puede cooperar activamente en el cumplimiento del Plan de Dios que es la evolución. Debe indicarle que, si desea ardientemente trabajar por la humanidad y la Vida.

    Vivir la Religión, es vivir la vida en Unidad, pero no me estoy a una Religión en particular, sino a LA RELIGION UNIVERSAL DE LA COMPASION, aquella que hará al Ser Humano, libre, totalmente libre en su interior. 

    El espíritu de Navidad es realmente vivir la Vida en Unidad, pero, esa Unidad debe comenzar, con lo más cercano a nosotros y considerar al Planeta como Nuestra Gran Madre. 

    En la reciente Cumbre por el recalentamiento global, llevada a cabo en Cancún, México, el 9 de diciembre, el Presidente de Bolivia, Señor EVO MORALES AYMA, expreso: (resumido):

     -          ....tenemos que entender que la naturaleza es nuestro hogar, que la tierra es nuestra vida. Así como nosotros tenemos derechos, la Madre tierra tiene también derechos. Yo estoy convencido queridos presidentes, presidentas, delegaciones del mundo que el ser humano no puede vivir sin la Madre Tierra o sin el planeta, pero, el planeta puede existir sin el ser humano.

    -           -          Ahora ya no estamos en la época, en la era de debatir la lucha de clases, se acabó la lucha de clases, ahora estamos en la etapa de debatir la vivencia en armonía con la Madre Tierra, y la Madre Tierra, el planeta, la naturaleza, como queramos llamarla, tiene sus derechos. Así como en décadas pasadas Naciones Unidas aprobó la Declaración Universal de los Derechos Humanos, después aprobaron Derechos civiles, Derechos económicos, Derechos políticos, en los últimos años, por fin aprobamos los Derechos de los Pueblos Indígenas del mundo, este nuevo milenio es para debatir y aprobar desde las Naciones Unidas los Derechos de la Madre Tierra.

    -           -          Derechos a regenerar su biocapaciad, derechos a tener una vida limpia sin contaminación de la Madre Tierra, derecho al equilibrio de la Madre Tierra, y si como seres humanos, como gobiernos no garantizamos el equilibrio de la Madre Tierra, su derecho a regenerar su biocapacidad, todos seremos responsables del genocidio.

    -           -          Por otra parte, sabemos todos como presidentes, que es tan importante algunas medidas para respetar las normas, es muy importante la parte coercitiva si queremos defender la vida, y por eso con mucha sabiduría los pueblos del mundo plantean crear, fundar un Tribunal Internacional sobre la Justicia Climática, todos quienes no respetamos los derechos de la Madre Tierra debemos ser juzgados. Un Tribunal Internacional para hacer cumplir el Protocolo de Kioto u otras normas, que estoy seguro seguirán elaborando, si no son los gobiernos, los pueblos para defender al planeta.

    -           -          Pero también, escuchamos con mucha preocupación sobre la economía verde, aquí venimos a Cancún México para salvar la naturaleza, para salvar al bosque, por tanto para salvar al planeta tierra. No venimos acá para convertir a la naturaleza en una mercancía, no venimos aquí para ver la sobrevivencia del capitalismo mediante los bonos de carbono. El bosque, la naturaleza es algo sagrado para los pueblos del mundo.... 

    Entonces debemos ver a la Navidad, como una realidad de vivencia profunda de relación Sagrada con el entorno, moral, física y espiritualmente. Entonces Cristo, esperanza d e Gloria, nacerá en nuestro corazón, como un seguro y acogedor pesebre, para radiar sin límites ni exclusiones hacia La Vida. 

    Deseo a todos, Clero, hermanos y hermanas, una Feliz Navidad Religiosa, profundamente vivida en la soledad del corazón, pero radiante del Amor de Cristo.-     

    Que el Señor les bendiga a todos.-

      

    Natividad del Señor, de 2010                            

         XMiguel

    Obispo Regionario da Argentina

    Ordinario do Brasil